textCurriculum

 

HOJA DE VIDA
infomuralla

La Arquitecta Zurina Verdaguer Pubillones se graduó en la Universidad de la Habana en 1967 y hasta 1993 desarrolló diversas actividades profesionales vinculadas con la construcción, proyectos y el diseño industrial. Su afición por la cerámica se inicia en 1970.
El vínculo con el diseño industrial a partir de 1990 acelera esa identificación y en 1993 decide dedicarse por entero a ella en calidad de creador independiente.
Ha ejercido la docencia como profesora de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Oriente, y otros centros.
En el año 1992 ingresa en la Asociación Cubana de Artesanos Artistas.
Una muestra de su obra se expone como parte del diseño interior del Memorial José Martí.
Varias de sus piezas forman parte de los fondos del Museo Nacional de Cerámica.

 

 

textObra

 

LA OBRA EN DETALLES
infowpieza

La obra artística de la arquitecta cubana Zurina Verdaguer refleja la esencia de su profesión.
En ella hay una recurrencia a los símbolos de la ciudad en que vive, particularmente hacia aquellos de mayor valor histórico y artístico –la Catedral de la Habana, el Convento de San Francisco- localizados principalmente en la Habana intramuros o Habana Vieja, declarada Patrimonio de la Humanidad por la unesco.
El contraste de luz y sombra, manifestándose en la dualidad cromática, negro y gris, o terracota y negro, caracteriza toda la obra realizada y se expresa en la relación dibujo-fondo.
Arcos, puertas, ventanas, volutas, cruces de iglesias, texturas en las superficies, que recuerdan las amplias techumbres de tejas de barro, junto a los antes mencionados, son los principales elementos que conforman su discurso formal.
Hay también la búsqueda del espíritu barroco presente en la dimensión espacial de esta parte de ciudad, cuando en sucesivas laminas que conforman la pieza se siente la profundidad y abigarramiento de aquella.
La simplicidad de los recursos expresivos del lenguaje formal, denota una jerarquización del concepto espacial que se quiere transmitir, inequívoca manifestación de su formación profesional adquirida.